Artistas y ONG de España y Nicaragua se unen para luchar contra la pobreza de niños,  niñas y adolescentes desde el arte y la cultura.

El documental “El Tesoro de Acahualinca” muestra cómo el arte puede contribuir a erradicar situaciones de pobreza como las de los niños que trabajan en el vertedero de La Chureca.

Se estrenó el 3 de junio en CaixaForum Madrid con un concierto de Pastora, Pachamama Crew (España) y Perrozompopo (Nicaragua).

El verdadero TESORO de Acahualinca es… la GENTE. Así concluía entre aplausos el pasado día 3 el estreno del documental El Tesoro de Acahualinca, que refleja una experiencia de cultura y desarrollo con niños, niñas y adolescentes que viven y trabajaban en el vertedero de La Chureca, en Managua.

El estreno del documental incluía una charla coloquio sobre la capacidad transformadora del arte, y un fin de fiesta musical de la mano de los grupos Pastora, Pachamama Crew (España) y Perrozompopo (Nicaragua). El público llenó por completo el auditorio de CaixaForum Madrid durante el evento, que comenzó con una presentación por parte de Ana Alcalde (Solidaridad Internacional) y Juan Merín (Voces). A su vez, Elena Montobio (Jefa de Dpto. de Cooperación Sectorial y de Género de AECID) y Mª Luísa Graña (Presidenta de TRAGSA), cofinanciadoras de las actividades llevadas a cabo, describieron el contexto de cambios que vive el barrio de Acahualinca.

De esta forma se presentaban en España los resultados del trabajo llevado a cabo por artistas y ONG nicaragüenses y españolas desde finales de 2010, basado en talleres de música y teatro y procesos de creación artística como herramientas para el desarrollo humano.

“El teatro me cambió 360 grados”. Así lo cuenta en el documental Juan Borgas Morales, uno de los jóvenes participantes en el taller de teatro. En 55 minutos de arte, música, entrevistas y fragmentos de vidas de niños y niñas en LaChureca, “El Tesoro de la Acahualinca” muestra el papel central que ocupan las personas en cualquier proceso de desarrollo, y resalta la dignidad y el valor humano que persisten a pesar de las más duras condiciones de pobreza y exclusión. En palabras de una de las pobladoras entrevistadas, “lo mejor de La Chureca somos las personas que vivimos aquí”.

Tras la proyección del documental, parte de los artistas participantes en los talleres de música y teatro celebrados en La Chureca aportaron sus visiones personales sobre el proceso en el que han participado. Dolo Beltrán y Caïm Riba (de Pastora), Julio Beltrán y Adrián Za (Pachamama Crew), Ramón Mejía (Perrozompopo), la actriz Arantxa de Juan y Eneisel Díaz (educador en Dos Generaciones) expresaron sus puntos de vista sobre cómo el arte y la cultura pueden contribuir al desarrollo. Al respecto, Ramón Mejía destacó en su intervención que “Nicaragua es uno de esos países en los que no se puede vivir sin música. Es un motor de cambio, de transformación. Es parte de nuestra cultura”.

Arantxa de Juan narró su experiencia con los niños y niñas en el montaje de la obra de teatro “El Tesoro deAcahualinca”: “Los niños y niñas creían que no teníanvoz y de pronto unos artistas los suben al escenario a bailar, cantar y actuar… y comprueban que alguien les escucha y les valora”. Dolo y Caïm, de Pastora, destacaron “la capacidad de superación que tenían los chavalos y chavalas participantes en los talleres. La alegría, el ritmo… ¡cómo bailaban!”

Por su parte, los miembros de Pachamama Crew mencionaban que fueron conscientes de la dureza del contexto cuando, viendo el vertedero de La Chureca desde la distancia “le preguntamos al taxista: esa nube de humo es la Chureca, ¿verdad? Ahí nos dimos cuenta de la falta que hace que aquello cambie”.

Ese cambio ya se está produciendo, gracias a los esfuerzos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que desde 2007 ha invertido más de 30 millones de euros en el sellado del vertedero, la construcción de una planta de reciclaje y de viviendas dignas para más de 600 familias. En este proyecto, que implica más de 30 millones de euros, se suman los esfuerzos de actores nicaragüenses (como la Alcaldía de Managua, co-ejecutora de la intervención) y españoles (como Tragsa, responsable de gran parte de la obra física). AECID y Tragsa participan y apoyan también el proyecto Talento en Acahualinca.

Música y teatro, herramientas de transformación social

En colaboración con la AECID, las ONG presentes en la zona están intensificando su trabajo, para generar alternativas de vida para la población tras el cierre del vertedero. En este marco, Solidaridad Internacional, Dos Generaciones, Voces para la Conciencia y el Desarrollo y Apasib Producciones Solidariasiniciaron a finales de 2010 el proyecto “Talento en Acahualinca”, que proporciona formación artística y musical a los niños, niñas y adolescentes que viven en el basurero de La Chureca y en el barrio Acahualinca. El objetivo  de este proyecto es promover la expresión artística y el desarrollo humano, mejorar el rendimiento escolar, generar reconocimiento de las capacidades, mejorar las alternativas laborales y fomentar la participación ciudadana de este colectivo en riesgo de exclusión.


Así, en octubre y noviembre de 2010 se impartieron talleres de música y teatro a más de 30 niños, niñas y adolescentes que ya habían participado anteriormente en procesos artísticos con Dos Generaciones. Los talleres venían a complementar y reforzar este trabajo mediante la implicación directa de los grupos y artistas españoles mencionados, a quienes se unieron los artistas nicaragüenses Lya Barrioz, Rommel Ocampo, el cantautor Perrozompopo, el grupo Mylabox y el actor de teatro Salvador Espinoza, que han apoyado en diversos aspectos del trabajo de música y teatro.

En los talleres se trabajaron los aspectos de identidad cultural con jóvenes, y se reforzó el proceso de desarrollo personal y comunitario a través del arte en el que se encuentran inmersos gracias al trabajo de Dos Generaciones. Como actividad de cierre se organizó un Festival Comunitario en Acahualinca, que ha permitido a la población del barrio conocer el resultado conseguido durante los talleres, y a los participantes mostrar su talento, su capacidad de aprendizaje y puesta en escena.

La continuidad del proyecto contempla un curso de música, otro de teatro y un tercero de formación audiovisual de nueve meses de duración, con talleres monográficos de refuerzo impartidos por artistas en distintas disciplinas. Las personas interesadas en colaborar o conocer más sobre este proyecto pueden hacerlo a través de la página www.el-tesoro.org.

Ver fotos PRESENTACIÓN

Ver fotos TALLER DE PASTORA

Ver fotos TALLER DE ARANTXA DE JUAN

 

Leave a Reply